viernes, noviembre 17, 2006

Chascarrileros de Oriente Próximo

"De café de comercio". Con ese desprecio entre lo campechano y lo prepotente se ha despachado el Gobierno israelí la propuesta de paz del eje Madrid-París-Roma, a través de una fuente anónima del Ejecutivo hebreo citada por la AFP. Mandatarios autorizados los de Israel para hablar de comercio, ocupantes como son de una tierra que efectivamente floreció como lugar de intercambio de todo tipo de productos, y punto de paso ineludible para buena parte de las rutas que conectaban las regiones del Medievo, el Renacimiento, el Barroco y la Edad Contemporánea.

Ayer, durante la cumbre hispano-francesa celebrada en Girona, el presidente José Luis Rodríguez Zapatero presentó una inicativa de paz respaldada por el presidente francés, Jacques Chirac, y el italiano, Romano Prodi, para el conflicto en Oriente Medio. "Aquí no hay conflicto", suele decir el Gobierno israelí, "aquí hay medidas de seguridad adoptadas para poner fin al terrorismo". ¿Por qué suena siempre tan cercano el "no conflicto"? ¿Por qué siempre la parte dominante habla de "aquí no hay conflicto"?

De los cuatro diarios principales editados en Madrid, sólo El Mundo da hoy en el clavo con el titular de portada:

































En el caso de La Razón, no hay razón (rebuznancia) para el nexo adversativo: el "pero". Zapatero no hace algo pero hace otra cosa es un sinsentido informativo. Cualquier periodista con una mínima formación en su oficio sabe que, en caso de incluir dos noticias en un titular, una construida en modo afirmativo y otra en modo negativo, la afirmativa antecede. Es decir: mengano hace algo aunque no haga esto otro. Aunque sólo sea porque el "no", en periodismo, nunca es noticia.

Pero además del error profesional en el caso de La Razón se incumple, una vez más, el principio informativo de la portada, y se transforma en golpe editorialista. En realidad son unos maestros del birlibirloque informativo. En sólo 15 palabras, La Razón da a entender:

- Se espera que Zapatero hable con Chirac sobre ETA.
- Zapatero es cobarde, y antes que afrontar la situación, tira como cabra al monte.
- En su arrebato, se saca de la manga una iniciativa para Palestina.
- Esa iniciativa es, entrecomillado, un "proceso".
- "Proceso", así entrecomillado, es también el apaño del presidente para lo de ETA.
- Conclusión: ni tanto ni tan calvo, ZP no se entera de nada, no agarra el toro por los cuernos, se inventa lo que no sabe resolver y nos mete a todos en un embolado.

Basta cambiar el orden de las oraciones, con un nexo adversativo similar (de hecho, expresando la misma idea) para que el titular pase de editorialista a informativo.










Es muy fácil en algunos casos cumplir con la deontología profesional. Pero otra cosa es que exista la voluntad de hacerlo. Si un periodista se quiere dedicar al chascarrillo hoy por hoy, por desgracia, lo tiene fácil. Diarios como La Razón les siguen el juego. Y la profesión se va al carajo. Gracias. Muchas gracias.

4 comentarios:

Sota dijo...

Mmmm... Cual es el problema con el titular de El País? No dice que Israel haya rechazado el plan, vale, pero la información que da es (por lo que entiendo, que tampoco tengo la noticia en mente) correcta. El gobierno español hizo una puropuesta al respecto, y tanto el francés como el italiano la respaldaron.

En todo caso encuentro que sería criticable el que no diga nada al respecto en las entradas de debajo del titular (Cómo se llaman, subtítulos? No me parece procedente), y supongo (insisto, no tengo la noticia en mente y por tanto no se los horarios) que pueda ser achable a que la noticia de la negativa hubiese llegado a la redacción de EP a edición cerrada...

una admiradora dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices. Parece mentira que gente formada pueda tragarse día a día lo que escribe ese periódico. Es cierto que de todo hay en la "viña del señor", pero no se pueden confundir las churras con las merinas. Cada uno/a puede tener sus ideas, pero estas hay que defenderlas con análisis y reflexión basada en informaciones. No puedes estar leyendo sólo editoriales y opiniones. Está claro que de todos modos haga lo que haga y como lo haga ZP para los seguidores de La Razón, siempre va a estar mal. Y si el tema de ETA lo lleva a Europa, pues mal, pero si no lo habla con Francia, pues también mal y si propone, dispone, plantea o intenta establecer como presi de un país que tiene un pasado cultural muy unido tanto al mundo árabe como al judío, algún plan de paz, también está mal o por lo menos no bien porque se olvida de ETA.

imagina dijo...

En mi opinión El Mundo y la Razón son libelos panfletarios, que sólo tienen utilidad en su función como órganos de partido, El País, El Periódico y la Vanguardia aún reconociendo que cada uno tiene sus compromisos editoriales y sus inclinaciones partidistas, son y sigo dando mi opinión de lector de a pie, dignos representantes de la prensa escrita.
Por esto me cuesta tanto aceptar que primeras espadas periodísticos, como JAMS y tú, (de nada, de nada), dediquen sus esfuerzos a establecer posibles comparaciones entre estos grupos, que me parecen tan distantes. Sería como comparar al autor de Fresas salvajes, con el de Rambo.
Saludos

ContraTitulares dijo...

Sota, si algo tiene de equivoco el titular de El País es que sólo se queda con una parte de la historia, no con toda. Lo cierto es, como afirma El Mundo (por una vez), que a las pocas horas el plan había sido rechazado desde Israel. Barajé la posibilidad de que la noticia hubiese llegado a edición cerrada, pero eso no disculpa al rotativo. Si El Mundo tiene capacidad técnica para actualizar la información, El País también. Seguramente, más.

Admiradora, efectivamente haga lo que haga este Gobierno está mal para determinados medios de comunicación. Hoy resultó curiosa la entrevista en La Mirada Críctica de Vicente Vallés a Pedro J. Bastante dura y sin concesiones. El jetapedro afirmó, no obstante, que una de las grandes virtudes de ZP es su templanza y su buena relación con la mayoría de los directivos de la prensa, incluida la más crítica con su gobierno.

Imagina. No sé, por aquello de que algo hay que hacer. El problema no es identificar esa distancia entre los medios, que es palpable y evidente, sino que viene disfrazada de a) objetividad, b) equidistancia y c) periodismo en igualdad de profesionalidad. Y no. Como bien sabes no es así. Este no es más que otro humilde intento por desenmascarar esa mentira. Y por dignificar la profesión. Y gracias. A ver si te lee JAMS y me lleva a su redacción.