jueves, abril 07, 2005

Libertad Digital / Agapito Maestre

Contrartículo
  • Artículo de Agapito Maestre
  • en Libertad Digital

    La muerte del Papa más español de todos los tiempos no se merecía el comportamiento mísero de este Gobierno. Declarar un día de luto por la muerte del Papa es tan ridículo como querer fijar una posición moral e ideológica para toda una nación apoyándose, simplemente, en una película defensora de la eutanasia. El Gobierno ha sido desbordado, una vez más, por su ineptitud ideológica. (...)

    La muerte del Papa más hipócrita de todos los tiempos no se merecía el comportamiento mísero de esta Oposición. Declarar que es ridículo un día de luto por su muerte, en un Estado aconfesional, es tanto como querer fijar la posición moral e ideológica para toda una nación apoyándose, simplemente, en una convicción moral de que ha sido ETA (11-M). La Oposición ha sido desbordada, una vez más, por su sarcasmo ideológico. (...)

    El laicismo anticlerical de este Ejecutivo es tan burdo que ni siquiera les ha permitido reaccionar ante la genuina muerte de un hombre, el Papa, que al hacer de la agonía, de la lucha, la esencia de su cristianismo se ha comportado del modo más español que cabe esperar. Sí, señoritos gobernantes, para la alta cultura española de todos los tiempos más que vivir y morir es saber comportarse, conducirse, ante la vida y la muerte. Quien tiene una conducta grande ante una y otra, no lo duden, ha hecho de la profesión de hombre la primera entre las profesiones españolas.

    El confesionalismo antilaico de esta Oposición es tan burda que ni siquiera le permite reaccionar ante la absurda exhibición del sufrimiento de un hombre, el Papa, que al hacer de la agonía la esencia de su cristianismo se ha comportado del modo más hipócrita que cabe esperar. Sí, señoritos fascistas, para la alta hipocresía de todos los tiempos más importante que vivir y morir es exhibirse, aparentar, ante los fuertes y antes los débiles. Quien tiene una conducta prepotente ante unos y otros, no lo duden, ha hecho de la profesión de hombre la primera entre las profesiones hipócritas.

    (…)

    El comportamiento mísero, a todas luces rácano y ridículo, del Gobierno de España ante la muerte del hombre que no sólo contribuyó de modo decisivo al derrumbe del totalitarismo, sino que también fue capaz de recuperar la esencia del cristianismo en un sentido unamuniano, o sea, oponiendo a la teología de la liberación la teología de la Cruz, y borrando la palabrería y la faramalla ideológica con hechos reales, merecía un poco más de sensibilidad. Especialmente odiosa, como casi siempre que se habla de religión, me ha parecido la posición de Bono, la coartada triste del régimen de Zapatero, quien ha revelado la mayor de sus imposturas al decir que “no tiene importancia haber declarado sólo un día de luto, pues, al fin y al cabo, era algo simbólico”.

    El comportamiento gusano, a todas luces farisaico y falso, de la Oposición de España ante la muerte del hombre que no sólo contribuyó de modo decisivo a la extensión del SIDA en las regiones desfavorecidas, sino que también fue capaz de permitir la extensión de la pederastia en un sentido curial, o sea, oponiendo a la liturgia los hechos ocultos, y borrando la realidad con palabrería y faramalla ideológica, merecía un poco más de crítica. Especialmente odiosa, como casi siempre que se habla de religión, me ha parecido la posición de Agapito Maestre, la coartada triste de las plumas fascistas, quien ha revelado la mayor de sus imposturas al decir que el Gobierno ha tenido un comportamiento “mísero, rácano y ridículo”.

    2 comentarios:

    Fernando dijo...

    JAJAJAJAJA bravo!

    click!
    otro a la lista de blogs que visito regularmente.

    Prometeo dijo...

    Están fabricando la gran mentira del "Santo Subito" igual que un día montaron la gran operación medieval de marketing internacional de Santiago de Compostela. No soy nada juanpablista, pero creo que ni siquiera el difunto Papa estaría de acuerdo con esta pútrida ceremonia de estos falsos albaceas. Prefiero pensar que él, enfermo y confuso, quizá llegó a pensar que debía al mundo "su Pasión", pero me horroriza ver cómo cardenales, obispos, clérigos, políticos, empresarios y periodistas convierten una catarsis global contra el miedo, dirigida por los medios de su propiedad, en una gran pantalla para ocultar su perversidad. Si hay un Anticristo, me temo que estaba vagando entre las filas de notables que ocuparon el viernes la Plaza de San Pedro.

    Ánimo Duende. Sólo cuida las expresiones que puedan sonar a insulto. Las utilizarán para desacreditar tus razones.

    Prometeo.