viernes, septiembre 22, 2006

Que se queden cojos

Vamos de nuevo con la portada de El Mundo. Ya he leído por ahí Pedrojetadura como un nick más de este señor. A ver quién saca el más ocurrente:










Hay múltiples posts hoy en la blogosfera que le dan vueltas a este asunto, así que no lo alimentemos para no repetir lo dicho. Simplemente redireccionar aquí, aquí y aquí.

Me interesa hoy mucho el antetítulo del periódico, que dice así: ENCUBRE CON NUEVAS FALSEDADES LA FALSIFICACIÓN DEL DOCUMENTO ENVIADO A DEL OLMO.

Vaya, yo por lo poquito que recuerdo de las clases de lengua, mentir sobre una mentira es casi como contar la verdad. ¿Cuál será el próximo titular, o el siguiente antetítulo?: "Nuevas falsedades que falsean las falsas falsedades sobre la falsificación". Apunten, que caerá.

Tanta obsesión por la mentira denota algo. Denota que se practica ese juego. Denota que se siente culpabilidad. Y si no, la frase del día que encabeza El Mundo, y que hoy es: El que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera (A. Pope).

Anda, ¿pero no es eso lo que sucede desde que Acebes acusó de miserables a quienes sostuvieran una tesis diferente de la de ETA? ¿No es eso desde lo de la "convicción moral" a la que apelaba don Mariano, sr. Rajoy, en entrevista publicada por El Mundo en la jornada de reflexión, 13 de marzo de 2004? Ojalá se queden cojos. Por su bien, no por el de los demás. Ya se sabe que se agarra antes a un mentiroso...

3 comentarios:

Sota dijo...

yo por lo poquito que recuerdo de las clases de lengua, mentir sobre una mentira es casi como contar la verdad

No es una cuestión lingüistica, es una cuestión matemática: (-)*(-)=(+).

Y lo que no tienen en cuenta PedroJota y sus alegres mariachis es que lo que están haciendo no es multiplicar, sino sumar (añadir una mentira -la de hoy- a otra -la de ayer-), y que, entonces, (-)+(-)=(-). Siempre.

Que mienten más que hablan, vamos. Y se les demuestra y siguen en sus trece.

(porque lo del ácido bórico explosivo aún hace que me piten los oídos...)

imagina dijo...

Hay quien dice que después de esta campaña tan hiperbólicamente llevada, hay “Pedrojetadura” para poco rato, pero a mi me parece que este fulano es como aquel ingratamente recordado “filibustero”, Gil y Gil, que hasta que la muerte no acabó con él, no hubo forma humana de controlarlo (para mí que si el capo, hubiera seguido dirigiendo sus chanchullos, lo de Marbella no se hubiera destapado).
La materia prima de las empresas de Pedro José Ramírez, es voluble y muy volátil y el paso de las semanas prácticamente borra, las cagadas del energúmeno.
Saludos

Al-Duende dijo...

Sota, efectivamente era cuestión matemática. Ande tendría yo la cabeza.

Imagina, sí, con la diferencia de que JGyG tenía gente contratada que le fabricaba las mentiras, y PJR fabrica mentiras para cuyo desarrollo contrata a gente. Y algún día (Gumersindo, Cacho), quizá no le quede nadie para seguir mintiendo. Tardará algún tiempo ese monjecillo (García-Abadillo) que se le pegó al trasero, pero es de suponer que también un día su conciencia le traicionará. Digo, por seguir creyendo en la conciencia humana, que pretendo que no sea tanto pedir.