martes, enero 17, 2006

Batasuna, a la espera de la suspensión

Los cuatro diarios de pago nacionales editados en Madrid coinciden hoy en su asunto principal de portada: el comunicado del fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, al fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Eduardo Fungairiño, por el que afirma que apoyará al juez Fernando Grande Marlaska si este decide en la vistilla de hoy la prolongación de la suspensión de actividades sentenciada por su antecesor, Baltasar Garzón, en 2002. El diario que mejor se acerca en su titular a este asunto es el ABC:

La Fiscalía da vía libre para que el juez
prohíba hoy la asamblea de Batasuna


El Mundo acierta también en la sucesión de hechos. Pero sólo en eso:

El fiscal, empujado por el Supremo, pide
al fin la prohibición del acto de Batasuna


Efectivamente, Conde-Pumpido actúa empujado por el Tribunal Supremo, quien emplazó a la Fiscalía General a que se pronunciara de una vez, ya que sólo de esta institución y del Gobierno depende que se inste la suspensión de actividades de Batasuna. Recordemos que el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ, Francisco José Hernando, fue designado en la etapa del Gobierno del PP, y a nadie se le oculta su filiación política. Además de eso, la expresión «al fin» en el titular de El Mundo hace referencia a algo que se produce con retraso, pues debería haberse producido mucho antes. Entiendo que un periodista, ni siquiera el director de un medio, está capacitado para decidir cuándo debe tomar decisiones, o dejar de tomarlas, un juez, un fiscal, cualquier jurista, o cualquier profesional de la rama que sea. Debe informar de que esas decisiones se toman o no se toman, sin añadir el juicio de valor de que esa decisión ha sido precipitada, o postergada de manera innecesaria. De ahí que se deba ContraTitular:

El fiscal, empujado por el Supremo, apoya
la prohibición judicial del acto de Batasuna


El País, en cambio, comete un fallo de colegial, al afirmar que el fiscal general pedirá la prohibición:

El fiscal general pide al juez que
prohíba el Congreso de Batasuna


Error. ContraTitular

El fiscal general ve motivos para
prohibir el Congreso de Batasuna


Y, en función de esos motivos, afirma que si el juez opta por prohibir el acto, la Fiscalía General respetará y apoyará esa decisión. Que no es igual. Pero además de los motivos, existen dudas. Dudas razonables: Batasuna fue suspendida de actividades en 2002, e ilegalizada en aplicación de la Ley de Partidos en 2003. Por tanto, es un partido que no existe. ¿Cómo se va a suspender las actividades de una organización que no existe? En el propio enunciado hay una imposibilidad lógica que es la que lleva a Conde-Pumpido a expresar sus dudas sobre la posibilidad real de dictar una suspensión cautelar de actividades. Esas dudas —motivos a favor a parte, lo que cuenta es montar gresca—, son las que destaca La Razón en su portada:

La Fiscalía mantiene sus dudas,
pero apoyará al juez contra HB


El error del diario editado en Josefa Valcárcel no es ya de colegial, no: es desproporcionado, inaudito, impensable. Herri Batasuna (HB, traducido al castellano como “pueblo unido”), dejó de existir como plataforma electoral en 1998. Sus actividades políticas continuaron bajo la marca electoral Euskal Herritarrok, y después tuvo lugar la refundación de HB y EH en Batasuna. Otras marcas electorales de la coalición abertzale (patriota en la lengua vasca, o euskera), han sido Sozialista Abertzaleak (SA), Autodeterminaziorako Bilgunea (AuB), Herritarren Zerrenda (HZ) y Aukera Guztiak (AG). Todas ellas, han sido ilegalizadas por el Tribunal Supremo por su presunta vinculación a ETA, en aplicación de la Ley de Partidos aprobada en 2002.

A todo esto, los cuatro diarios cometen el mismo fallo, que por lo demás está presente incluso en el comunicado del fiscal general: ¿se ha podido probar por la vía judicial o policial, más allá de las especulaciones informativas y del sentido común, que detrás de la asamblea está Batasuna? Figura su logotipo, sí. ¿Y?

2 comentarios:

don-aire dijo...

Como siempre, aprendo a leer los periódicos con tus apreciaciones. Coincido contigo en que El País se equivoca, que a El Mundo le sobra el "al fin" y que todos dan por hecho la relación no probada con Batasuna.
Bien joué

Al-Duende dijo...

Merci beaucoup / moltes gràcies.