lunes, enero 23, 2006

Manipulación vs. mediación

El primer varapalo de este lunes hay que dárselo al diario El País. Ya que es el que de manera más habitual respeta un punto de vista honesto y profesional, es también con el primero que no hay que bajar la guardia cada vez que trata de colarnos un titular de golpe bajo.

El pacto final del Estatuto queda sólo
pendiente de leves reparos de ERC
(El País)

Pues no. Hay al menos media docena de argumentos para sustituir la imprecisión de “leves reparos”. Regla periodística número uno: cómo se define la levedad de una materia, en este caso un “reparo”. Regla número dos: quién define la levedad o gravedad de un reparo. Regla número tres: si el sustantivo admite más de un adjetivo, el adjetivo se situará detrás; es decir: «reparos leves», en todo caso. Regla número cuatro: si existe una alternativa que concrete la noticia, debe emplearse. Esto sólo en la escala de la redacción del titular. Pero además, frases como “a día de hoy no ha posibilidad de que demos nuestro apoyo en financiación”, o “ERC no se compromete a dar un 'sí' a un texto que ya no es el que aprobó el Parlament”, pronunciadas ayer por el líder independentista Carod Rovira, no dan a entender que nos encontremos ante «leves reparos». Salvo que El País entienda por «leves reparos» algo parecido a «obstáculos no resueltos por el momento». ContraTitular:

ERC critica la imprecisión y las cesiones
del Estatut pactado entre Gobierno y CiU


Sobre todo, porque para dar la otra cara de la moneda, con similares ingredientes de manipulación, pero con zafiedad creciente e incontestable, está el órgano de la agitprop de la derecha filofascista, La Razón. Lo que sucede con los extremismos informativos es que tienden a eliminar cualquier información que conste de matices, y todo pasa a ser blanco o negro. En este caso, una disconformidad manifiesta pero hecha pública con tranquilidad, se convierte ni más ni menos que en una «división o separación en el seno de una iglesia o religión», primera acepción del DRAE para el respetable “palabro” elegido por el diario madrileño.

Zapatero se desprende de ERC y
provoca un cisma en el tripartito
(La Razón)

Titular que, además, cuela una idea de rondón. Si Fulano emprende una acción respecto a Mengano, cuya definición es la negación de otra acción anterior, quiere decir que con anterioridad Fulano y Mengano compartían otra acción. Esto es: no puede haber divorcio sin matrimonio; no puede haber descanso sin cansancio; no puede haber deshidratación sin cuerpo hidratado previamente; y por tanto, no puede haber desprendimiento sin prendimiento previo. Ergo, Zapatero y ERC estaban prendidos. Nade sabe por qué ni por quién, pero a fuerza de repetir, alguien los “prenderá”, aunque sea en el pasado, como la reescritura de la historia en el 1984 de George Orwell. Y mientras alguien los siga “prendiendo”, otros, haciendo de monjitas del buen hacer periodístico, seguiremos sor-prendiéndonos de que un medio de comunicación que se dice serio caiga, asuma o induzca esas trampas no ya léxicas, sino discursivas.

Claro que para titulares contrarios al periodismo, El Mundo da hoy una lección magistral:

Cataluña será la única comunidad con la
inversión del Estado garantizada por 7 años
(El Mundo)

O el arte de hacer noticia lo que no lo es. Y además trucarla. No existe tal inversión «garantizada por 7 años». Existe el compromiso de que en los próximos 7 años, la aportación de los Presupuestos del Estado a Catalunya nunca será inferior a la aportación de Catalunya al Estado, como es habitual hasta la fecha, lo que ha generado un déficit fiscal importante en Catalunya. Ni siquiera se produce una compensación real al déficit histórico, comprensible por otro lado al hablar de solidaridad interterritorial. Es un compromiso de equilibrio presupuestario, o más bien un compromiso de continuidad en la aportación de Catalunya a España durante los próximos 7 años con la condición expresa de que esa aportación no genere más déficit en Catalunya. Por eso mismo tampoco es cierto que sea «la única comunidad». Todas las comunidades tienen garantizada la inversión del Estado, no por uno ni por dos ni por siete años, sino por todo el tiempo en que la configuración del Estado sea la actual: es consustancial al Estado de las Autonomías definido y amparado por la Constitución de 1978. Afirmar en ese sentido que Catalunya gozará de un privilegio es desconocer el texto constitucional, o pretender un boicoteo pasivo al mismo. ContraTitular:

Catalunya obtiene por primera vez
una compensación al déficit fiscal


ABC no admite hoy réplica, ya que su titular de portada es un entrecomillado literal de la rueda de prensa ofrecida ayer por Convergència i Unió.

«El texto acordado nos va a permitir
tratar de tú a tú al Gobierno español»
(ABC)

Quizá alguien quiera reprochar que elija esa afirmación y no otra. Pero eso no es manipulación, sino mediación, y sí forma parte del quehacer periodístico. Reprochar eso sería tanto como reprochar al ingeniero aeronáutico que la curvatura de las alas de un avión sea de este calibre y no de aquel otro. Él sabrá: es su trabajo, su oficio. Manipulación sería sacar de contexto una afirmación, o yuxtaponer dos o más palabras que se han pronunciado por separado. Ejercicio en el que incurre, por ejemplo y casi a diario, Germán Yanke en Telemadrid.

2 comentarios:

imagina dijo...

Me parece que no te estás ganando, precisamente, el cielo periodístico con tus “contratitulares”, pero no cabe duda que tus artículos cada vez tienen más “gancho”.
Saludos

Al-Duende dijo...

Mmmm, ganarme el cielo periodístico... No suena mal.

Ingenioso comentario, imagina. Y gracias por la parte que me toca. Un saludo.