jueves, enero 26, 2006

Vértigo

Portadas de vértigo en la prensa de pago madrileña. Uno se asoma a sus titulares y se queda con la sensación de vacío, como esas elevaciones de carretera que se rebasan a más de 100 por hora y te dejan por unos instantes suspendido en el aire. Disparidad total de criterios. Por un lado, nadie se quería “mojar” con los resultados de las elecciones palestinas: cada cual da la cifra que mejor le parece. Por otro, acostumbrados como estamos a las declaraciones altisonantes, o disonantes, sobre la desmembración (o engrasamiento) de las muchas Españas, cada cual opta por un titular que resulte cómodo a sus lectores.

La Audiencia alerta de que acusados del
11-M pueden quedar libres antes del juicio
(El País)

Parece que en los últimos tiempos le he tomado cariño a esto de empezar a descodificar la prensa por El País. En fin, el único de los cuatro diarios que no es afín a la calle Génova, lleva a su portada una noticia que bien podría estar en páginas interiores. La manipulación principal está en la fotografía a dos columnas, anexa al titular principal, y que acompaña la noticia acerca de las elecciones palestinas. Los atentados del 11 de marzo son caballo de batalla habitual de El Mundo, pero en este caso se está recordando a quienes fueron Gobierno, y a toda la prensa que les es adicta, que perdieron las elecciones por apuntar de forma errónea (con o sin intención) a los autores de los atentados. El vínculo 11-M & elecciones palestinas en portada es una bofetada en la cara de quienes aun piensan, defienden o esperan que algún milagro demuestre la conexión ETA-Al Qaeda-Gobierno marroquí-PSOE.

Además de esa manipulación, encontramos una perversión brutal por la que los «acusados» «pueden quedar libres». De hecho, los acusados deben estar siempre libres en un Estado de Derecho, porque nadie es culpable mientras no se demuestre lo contrario. Cosa distinta es ser «imputado», que es el término elegido para el desarrollo del titular. Claro que para perversión, la de La Razón:

La nueva Ley de la Función
Pública debilita al Estado
frente a las Autonomías
(La Razón)

Digo perversión porque en realidad lo que denuncia el diario es que cada Comunidad Autónoma podrá decidir la proporción entre funcionarios y personal laboral, lo que provocaría grandes diferencias entre las administraciones públicas de unas y otras comunidades. Dicho con sus palabras: La estructura de las retribuciones también se ve afectada ya que cada Administración Pública podrá diseñar su política retributiva, lo que contribuirá a que se consoliden las diferencias por el factor territorial. En la actualidad, al menos hay una estructura homogénea (sueldo, complemento de destino, complemento específico) que permite controlar mejor las distinciones, pero la norma en estudio permitiría incluso retribuciones por conceptos diferentes. En suma, un mismo trabajo lo podría desarrollar un funcionario o un laboral, y con sueldos también distintos.

Ah… ¿Pero es que eso no pasa ahora? Estoy pensando, no sé… ¿En los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad? ¿En los cuerpos de extinción de incendios? ¿En la Sanidad?…

Además, tiene bemoles que se escandalice por esto un rotativo que en sus consideraciones económicas, a la mínima oportunidad que se le presenta, carga contra la función pública y los pilares del Estado del Bienestar. Sigamos.

El pacto mantiene la cláusula para que
Cataluña alcance la financiación vasca
(ABC)

Sólo dos preguntas. ¿Y cuál es la financiación vasca? Y si el País Vasco tiene esa financiación, y hasta donde yo sé no se ha escindido del resto del Estado… ¿A qué tanta bronca anterior con el sistema de financiación previsto en el Estatut? Salvo que ABC pretenda una conexión ETA-Estatut… Pero no, no creo… No… No, ¿verdad? Eso es cosa de exaltados, no de prensa seria…

En cuanto al diario de Pedro J., vuelve a dar un buen ejemplo de aquella magnífica lección de mi antaño profe de redacción, Pedro Sorela, cuando distinguió entre el periodismo de investigación y el de declaración, y la venta del segundo como si fuera el primero, técnica en la que El Mundo lleva quince años de líder indiscutible.

El Consejo de Estado pide que la Constitución
fije el techo de las competencias autonómicas
(El Mundo)

El punto fuerte está en el antetítulo:

El Mundo adelanta el informe solicitado por el presidente del Gobierno sobre las reformas constitucionales (I)
(El Mundo)

¿Cómo que «(I)»? ¿Un chivatazo por fascículos? ¿Una revelación por etapas? ¿Una exclusiva a plazos? ¿Cuánto se adelanta al informe? Aquí hay algo que no huele a periodismo.

Me quedo con el humor gráfico de El Periódico, en la contraportada. Lugar: “Facultad de Ciencias de la Crispación” (parece la de Ciencias de la Información de la Complutense madrileña; no creo, pero desde luego es un guiño a las Ciencias de la Información). Un estudiante a su compañera: “Han nombrado catedrático a un tal Federico Nosequé. Eminencia mundial en la materia, dicen”. Pues eso, qué pena que nos dejen el periodismo por los suelos, con lo bonito que es. Que podría ser, quise decir. O que es (en ello estamos).

3 comentarios:

imagina dijo...

El periodismo, es como cualquier otra ciencia, buena en sí y pura en esencia, lo que sin lugar a dudas desprestigia a cualquier manifestación cultural e informativa, son los bodrios, los advenedizos, la purria infiltrada en los medios.
Que exista Banderas y sin ánimo de ofender a los muchos seguidores del mismo, con sus Zorros, Desperados y tantas otras, no favorece a la cultura cinematográfica, pero por el contrario existe Ingmar Bergman. Por la misma regla de tres el periodismo tiene sus sombras, en algunos casos auténticas penumbras cavernarias, y sus luces, que por comparación lucen con un brillo espectacular.
Saludos

El jefe frank dijo...

"encontramos una perversión brutal por la que los «acusados» «pueden quedar libres».
De hecho, los acusados deben estar siempre libres en un Estado de Derecho, porque nadie es culpable mientras no se demuestre lo contrario."


A mi entender esta afirmación no es correcta. La aplicación del supuesto más favorable para el acusado ante un proceso legal no guarda relación directa con su entrada en prisión. Me explico:

Un imputado no pierde su presunción de inocencia por encontrarse en prisión preventiva. Técnicamente se le sigue considerando inocente, independientemente de que el juez decida retenerlo en prisión por riesgo de fuga o no. Igualmente un culpable en libertad codicional, no pierde su condición de convicto por encontrarse realizando el tercer grado.

Son casos acordes a derecho y bastante habituales. Precisamente la noticia nace de que para proteger sus derechos, un presunto inocente no puede estar más de 4 años en prisión preventiva a causa de la lentitud del sistema judicial.

Coincido contigo en que usar "imputado" es más preciso que "acusado" ya que la primera limita su significado para acusados contra quien se dirige un proceso penal.

Un abrazo,


El jefe Frank :-)

Al-Duende dijo...

Imagina, ojalá consiga estar algún día entre esas luces. Jefe Frank: nada más que añadir. Suscribo tus palabras: tu corrección me parece más que pertinente, y me obliga a quitarme el sombrero ante vos. Has hilado muy fino, y bien sabes, amigo, que eso "me pone" más que al presidente de Cantabria oír la palabra "España".