jueves, enero 12, 2006

Juegos de guerra, juegos de palabras

El blog ha estado durante unos días parado. Espero poder retomar el buen ritmo de antes.

El diario publicado en J. I. Luca de Tena nos vuelve a dar otra de dotes adivinatorias:

Los «barones» ceden ante Zapatero para
llamar nación a Cataluña en el preámbulo


Esta información, cuyo desarrollo en portada no hace mención alguna a fuentes, incluso las tan manidas “fuentes cercanas a”, implica que el presidente del Gobierno, Zapatero, está interesado en que el preámbulo del nuevo Estatut recoja el término “nación” para definir a Catalunya. Que yo sepa, y que todos podamos recordar, Zapatero no ha dicho nunca que defienda esta idea, salvo si se entiende que lo dijo cuando afirmó en el famoso mitin que, en caso de alcanzar la presidencia, respetaría y promovería el Estatut que procediera del Parlament catalán. También podría darse el caso de que las fuentes no nombradas de ABC hubieran asegurado al diario que Zapatero está decididamente a favor de llamar “nación” a Catalunya. Pero en ese caso, bien habría valido la pena titular:

Zapatero decidido a llamar nación a
Catalunya con tal de salvar el Estatut


Como esa información no es probable que se pueda constrastar, ABC juega a imponer unas palabras en boca de Zapatero tomando como referencia lo que el diario considera actitud más probable del presidente. Sí es probable que por filtraciones de unos o de otros, haya trascendido que el término “nación” acabará figurando en el preámbulo. Pero no parece lógico que el principal agente de presión haya sido Zapatero. Antes bien, si se dispone de esa información y de ninguna más, sólo cabe titular:

Barones aseguran a ABC que el término
«nación» figurará en el preámbulo


Juegos de guerra, juegos de palabras. El Mundo utiliza otros ingredientes referidos al mismo asunto (Estatut, Estatut, Estatut), y con la misma carga explosiva o más, después de las palabras del incivil Mena Aguado durante la Pascua Militar. Mezcla, en un solo titular, Ejército y guerra lingüística.

Defensa ordena a los militares hablar
sólo en castellano en toda España


Basta leer el desarrollo de la noticia para llegar a otro titular bien distinto, y que por honestidad es el que debería haber figurado:

Defensa impone el castellano como
lengua única para evitar equívocos


Máxime, cuando hoy se ha sabido que las Fuerzas Armadas acometerán una profunda reforma que les permita pasar de una estructura concebida para 110.500 efectivos a otra que tendrá 86.000 como máximo. Esa es la noticia que escoge el País para su tercer titular, de salida en primera, y que es la noticia real que hoy afecta al Ejército. Lo demás son ganas de marear la perdiz. De ejercer contrapoder, precisamente, no. El contrapoder se podría justificar si la apuesta periodística fuera otra bien distinta:

Reforma en el Ejército ante el fracaso
para alcanzar los 110 mil efectivos


Juegos de guerra, juegos de palabras.

2 comentarios:

imagina dijo...

Tu visión de los titulares y el sentido común que aplicas a tus contra titulares, me obliga a solicitar de quien corresponda, que se cree una oficina de “protección al lector de titulares” y que tú seas su responsable y “alma mater”.
Te agradecería que leyeras el post de JAMS, Cataluña, a ocho columnas. Resto del mundo, a una , y me dejaras tu opinión objetiva en mi blog (si lo crees oportuno), mi opinión se la he dejado en los comentarios de dicho post.
Saludos

Al-Duende dijo...

ok, Imagina, veré si esta misma mañana me paso por tu blog. Estos días anduve inactivo pero siempre es un placer pasarme por imagina-cion. Gracias por postularme para la oficina de protección al lector de titulares. Si encuentro financiación, ya sabré que cuento con un aval moral. Lo que no es poco en estos tiempos.