viernes, diciembre 23, 2005

Cope, Morales, CAC, los obispos...

Continúa la polémica por el informe del Comité Audiovisual de Catalunya (CAC), que ha generado todo tipo de reacciones en la blogosfera, y una honda preocupación en el sector periodístico, incluso entre profesionales poco o nada sospechosos de posicionarse a favor de la COPE, como es el caso de Martínez Soler, Nacho Escolar o Juan Varela. El informe del CAC, que acusa a la emisora de la Conferencia Episcopal de faltar a la libertad de expresión, a raíz del estudio de 24 cortes, se produjo justo un día después de la “broma” gastada por el Grupo Risa, humoristas a servicio de la Cope, al presidente electo de Bolivia, Evo Morales, suplantando la personalidad del presidente del Gobierno español, Rodríguez Zapatero.

El ABC de hoy titula en portada:

El Gobierno implica al Vaticano en su
disputa con los obispos sobre la Cope


Es el clásico titular ovillo: todas las palabras enredadas de forma que no se sabe dónde empieza y dónde acaba la noticia: A le dice algo a B sobre C por opinar sobre el juicio de A a D que es amigo de B. Lo que permite hacer inversiones de la realidad. Si desmadejamos el ovillo del ABC, lo que nos queda es: la Cope es una emisora independiente, sobre la que existe una disputa iniciada por el Gobierno contra la “inocente” Iglesia Católica, y en la que los socialistas implican al Estado vaticano. Pero la realidad es bien diferente: la Cope es una emisora controlada por la Iglesia, desde la que se están lanzando todo tipo de soflamas contra el Gobierno, y éste se ha puesto en contacto con el nuncio vaticano a raíz del sonoro incidente con el imitador del Grupo Risa, incidente por el que la propia Conferencia Episcopal ha pedido disculpas en privado.. Así las cosas, parece que al ABC le gustaría titular:

El Gobierno quiere que el Vaticano
reprenda a los obispos por la Cope


Como ese titular sería impensable, pues carece de toda seriedad, ABC ha optado por el titular ovillo para decir lo mismo con otras palabras. Como siempre, cabe titular de otra manera, más periodística, más objetiva, más profesional:

El episcopado pide disculpas en privado
al Gobierno por la «broma» de la Cope


o bien

Disculpa en privado de los obispos por
el incidente con Morales en la Cope


o incluso

El Gobierno pide al Vaticano refrendar
la disculpa en privado de los obispos

4 comentarios:

imagina dijo...

No se si la Cope vulnera la ley, no sé si el CAC, como dicen muchos, incluso algunos de los que casi siempre firmaría lo que escriben, coarta la libertad de expresión, pero lo que si se es que alguien me está colando un gol otra vez.

La emisora de los obispos, sé que me está agrediendo cada día, en mis creencias más profundas y en mis intereses como ciudadano. Como particular no tengo ni los medios ni la capacidad de defenderme yendo a los tribunales, como sentencian algunos, y cuando un organismo creado por unos políticos, a los que he votado, porque creo que son los adecuados, para que hagan precisamente lo que yo no soy capaz de hacer en mi defensa, salen voces estentóreas clamando (en mi opinión y de momento de forma injusta) en contra de un informe y un proceso que hace ya tiempo que se tenía que haber iniciado.

Saludos

Miguel K. Stobbs Serrano dijo...

Algún día podriamos plantearnos seriamente el presentar una demanda contra ciertos presentadores de la COPE por cada vez que insinúan que los votantes de izquierdas sostenemos el terrorismo o dimos un golpe de Estado...
Ojalá la demanda que presentó Ricardo Royo-Villanova prospere...
Un saludo.

Al-Duende dijo...

Imagina: la disconformidad tendrá que producirse en el momento en que desde el CAC se den pasos efectivos para cerrar la COPE. De momento, se ha limitado a realizar un informe sobre la base de 24 cortes de voz. No obstante, es una operación con tantos aciertos como errores, porque su mayor "logro" es dar un balón de oxígeno a ETA.

Miguel. El mayor problema en ese sentido es que parece que nadie tiene interés en montar buenos medios de información que desmientan una y otra vez los ataques de los obispos con micrófono. El País, la SER, Cuatro... ¿Eso es todo? Yo no me conformo con su visión de la realidad, a veces tan sesgada como la del "barrio enemigo". Sin estar de acuerdo con lo que plantea JAMS estos días, sí que es cierto que su crítica al silencio de El País en torno al CAC no admite réplica. Como el dice, sigue habiendo de todo menos moderación.

Saludos a ambos.

Cesar Calderon dijo...

( perdona que te ponga el mismo comentario que acabo de poner en le blog deJAMS)

Mi opinion es facil y clara...en democracia, hasta un cretino como Losantos tiene derecho a decir lo que opina siempre que no vulnere la ley.

Hasta cuando sus opiniones nos parezcan despreciables( que es el caso) tiene ese derecho.

Cuando vulnere la ley, actuese contra el, no contra el medio.Pero que sean los tribunales ordinarios , no otros administrativos creados ad hoc.

Por cierto,gran blog,enorme!!!