viernes, diciembre 02, 2005

El caballero andante del PP

Hoy toca aplicar las lecciones de aquel "Curso de ética periodística" que presentaba Juanjo de la Iglesia en la primera etapa del CQC. No en vano, este blog lleva por lema "La ética periodística revisitada".

ABC, La Razón, El Mundo y El País coinciden todos en destacar en portada el accidente sufrido ayer por Mariano Rajoy y Esperanza Aguirre, al despegar en helicóptero en la plaza de toros de Móstoles. Ahora, cómo lo trata cada uno, da idea del filtro de calidad que se aplica en cada rotativo. El País apuesta por la información neta, sin filtros de espectacularidad ni juicios de valor. Su línea habitual, por más que algunos se empeñen en ver fantasmas editorializantes, y sistemáticos, en el buque insignia del grupo PRISA:

Rajoy y Aguirre salen ilesos de un accidente de helicóptero


Sin más. Se puede criticar, no obstante, que la noticia no es salir ileso, puesto que es dejar las cosas como están, sino sufrir un accidente de helicóptero y, como información añadida, salir ileso. Pero este aspecto es común a toda la información de radio, prensa y televisión acerca de este suceso. Es una manera de colocar a los líderes políticos por encima de los mortales. Si el accidente lo hubieran sufrido cinco excursionistas, la estructura informativa habría sido exactamente al contrario: menganito ha tenido un accidente del que afortunadamente ha salido ileso. El diario El Mundo carga más las tintas en ese aspecto de la supervivencia:

Rajoy y Aguirre sobreviven a la caída a plomo de su helicóptero


Dos conceptos, «sobreviven» y «a plomo», aportan carácter épico a la situación. Ahora, nada comparado con lo de La Razón:

Un vuelo que pudo cambiar la historia


Parece que el helicóptero fuera a derribar otras dos torres gemelas. Y no es para tanto. Ese tipo de titulares encuadran perfectamente en el sensacionalismo, una corriente enfermiza que resulta difícil definir y acotar, pero que se percibe sin problema cuando se aplica una óptica profesional a este oficio. Eso sí, es efectista, colorista, llamativo y eficaz. Pero no aporta información neta. Entre otras razones, no responde a las cinco preguntas que se debe hacer un periodista, la famosas 5 «w»: what (qué), who (quién), when (cuándo), where (dónde), how (cómo). Para eso, era mejor haber titulado:

Mariano «Quijote» Rajoy 1, destino 0.


o

Ni las aspas tumban al caballero andante del PP


En fin. Por supuesto lo recomendable es la fórmula de El País o El Mundo. Arriesgada, pero certera en esta ocasión, es la línea elegida por el ABC, que titula con una declaración de Rajoy, a la salida esta madrugada del hospital:

Una mezcla de intuición y conocimiento me dijo que íbamos a tener un accidente


Así, ABC da por sabida la noticia a la que se refiere la declaración. Y eso es quizá lo apropiado en estos tiempos en que las novedades tienen una velocidad infartante. En vez de repetir la historia que la mayoría ya conoce (sobre todo los lectores de ABC, prejuicios aparte), aporta un ingrediente nuevo. Aún en caso de desconocer el suceso de referencia, las palabras entrecomilladas y la foto que acompaña contienen la suficiente información como para conocer que ha sucedido un accidente de relativa gravedad, y provocar a la vez el seguimiento del relato en la crónica.

Hasta el lunes.

3 comentarios:

Sota dijo...

Un detalle. El titular del Mundo no es bueno, porque es mentiroso. El helicóptero no cayó "a plomo", se escoró y cayó.

Al-Duende dijo...

Bien visto, Sota. Gracias. Ignoraba si el concepto "a plomo" era un tecnicismo propio del mundo "helicopteril" o una aportación sensacionalista de Pedro J. Parece más bien esto último. Gracias otra vez.

imagina dijo...

Titular de El Periódico de hoy. “De milagro ----Rajoy y Aguirre salen ilesos de un accidente de helicóptero “

Titular de La Vanguardia de hoy. “Rajoy, ileso tras caer su helicóptero.”

Sólo para seguir en la brecha de la lucha contra la “radialidad centromónica” de la información de los medios, te adjunto, los titulares de los dos periódicos con más tirada de Cataluña.

Saludos, y gracias por tú visita.