jueves, diciembre 01, 2005

Lo que no sucede, no es noticia

Parece, ciertamente, absurdo, tener que andar recordando lecciones tan elementales de periodismo como la que encabeza este post. Más aún, si se refieren a la manera de titular de un diario con tanta tradición como ABC:

Bruselas evita rechazar de forma tajante su posible mediación con ETA


La portada del rotativo madrileño continúa así la línea comenzada ayer mismo, cuando anunció que Batasuna pediría la mediación de la Eurocámara. Es decir, es una noticia de consumo interno, para los propios lectores de ABC, puesto que de otra manera no se puede entender que vaya a portada. Analicemos. «Evita rechazar de forma tajante» supone que cabía esperar un rechazo tajante a algo, y finalmente ese rechazo no se produce. Por tanto, si no se produce no hay noticia, y no es periodísticamente válido. En cuanto a ese algo, es la «posible mediación». Es decir, algo que tampoco ha ocurrido, sino que podría haber ocurrido. Por lo tanto, tampoco es noticia. El titular podría quedar redactado de la siguiente manera, para simplificar la doble negación («evita rechazar»): Bruselas podría llegar a mediar con ETA. Pero como ese titular es falso, pues no obedece a noticia alguna en ese sentido desde el Parlamento europeo, ABC se ve obligado a trucar palabras para convertir en noticia algo que no lo es. Eso se llama confundir realidad y deseo, como Pedro Guerra en su canción.

En el caso de El Mundo, asistimos a otro despropósito informativo, la exageración:

Diputados de ERC lideran la coacción de sus militantes en la sede de la COPE


El mismo periódico explica debajo del titular que la «coacción» proviene de cinco militantes encadenados. Si cinco militantes son coacción, todo es coacción en potencia: los periodistas de la COPE Jiménez Losantos, Nacho Villa, César Vidal y Cristina López Schlichting, más algún obispillo de la Conferencia Episcopal, podrían constituir un frente de coacción radiofónico contra el independentismo catalán. Además, El Mundo añade que esos cinco militantes de las Juventudes de ERC estaban siendo supervisados por Joan Tarda y Joan Puigcercós, diputados de ese partido en el Congreso. Y aquí se puede recordar aquello de que no es válido criticar algo cuando se puede criticar lo contrario. De no haber estado presentes, se podría hablar de «juventudes descontroladas» o de «incapacidad de los senior de ERC para controlar a sus cachorros». Ergo, la palabra más afortunada no es supervisar. Quizá, sí, acompañar, que no entraña juicio de valor. Señor Ramírez, se trata de una noticia, no de un editorial.

Sorprende la línea mesurada de La Razón:

Los intereses de las hipotecas sufren la mayor subida desde hace cinco años

Se echa de menos un titular más en su línea, del tipo: «Las cuentas del edificio endeble de ZP se tambalean e hipotecan su futuro». En fin. En cuanto a El País, su línea de hoy se limita a informar sobre un anuncio que puede modificar el juego de alianzas y estrategias en la política nacional:

CiU se ofrece a Zapatero como socio estable

En el subtítulo, añade que Artur «Mas brinda el apoyo parlamentario para dar "serenidad" y "eficacia" a la política». La elección de esas dos palabras no es casual, pero en todo caso se trata de términos pronunciados por el político catalán, y no interpretados por el diario. Con todo, tienen toda la mala intención de un doble varapalo: a los socios habituales, ERC e IV, y al PP.

Ojalá, en todo caso, que haya serenidad. Mañana más.

2 comentarios:

imagina dijo...

Lo de ABC, El Mundo, La Razón y los otros componentes del “frente pro derrocamiento” de Zapatero, no se les puede tener en cuenta, porque están en plena campaña de acoso y derribo.

Es lo que ocurre en los grandes almacenes, en fechas señaladas, hay que esperar interminables colas para que te den un servicio deplorable. La excusa es siempre la misma “es que estamos en campaña y nos vemos desbordados”.

Lo que mencionas cómo “Lo que no sucede, no es noticia”, y “si no hay noticia, se crea”me recuerda al principio del gobierno de González, los mismos medios más o menos, sin ninguna noticia que llevarse a la boca, hincaron el diente al hecho de que Alfonso Guerra, entonces vicepresidente del gobierno, regresara de Portugal con un avión del ejercito que fue a buscarle. En mi inocencia juvenil no era capaz de ver lo pecaminoso de aquello, que estos medios convirtieron en algo tan horrible, cómo si dedicara el avión a tráfico de drogas (cosa que nadie dijo).

Ahora están inmersos, con lo de Montilla, en otra de momento, “no noticia”, si hay alguna cosa delictiva, ya se verá, pues con los socialistas, siempre que hay algún rescoldo de delito, acaban con la dimisión o en la cárcel.

Saludos

Sota dijo...

Jiménez Losantos, Nacho Villa, César Vidal y Cristina López Schlichting, periodistas?

Esa es nueva...

(Item: Joan Tardà, no Tarda)